Los abdominales también se hacen en la cocina

¿Cuántas veces nos matamos haciendo abdominales en el gimnasio o  trabajando el abdomen en clase de core pero llegamos al espejo y no vemos el six pack por el que tanto hemos trabajado?

Antes de continuar con esto, aclaremos que no es lo mismo el core que los abdominales, pero hoy solo hablaremos del soñado lavadero y de lo que puedes hacer para que las próximas vacaciones lo luzcas bajo los rayos del sol.

Para tener un abdomen con más cuadritos que un cuaderno, requieres de un dúo básico de la vida fitness: nutrición y ejercicio. En esta ocasión es básica a participación de la alimentación; lograr un abdomen plano  dependerá en gran medida de lo que comas, y en otro tanto, lograr definirlo dependerá del entrenamiento que realices.

A su vez debes trabajar otras zonas de tu cuerpo, ya que te ayudarán a quemar esa grasita extra y poco a poco los abdominales serán más visibles. Varía tu entrenamiento con diferentes movimientos, no te enganches con la misma rutina y ejercita diferentes partes de la zona media.

Suma a estos consejos que debes descansar los abs algunos días, ya que si los trabajas diariamente, más allá de encontrar beneficios, la zona se saturará y no verás progreso alguno.

Así que recuerda comer de la mejor forma y acércate con nuestros instructores para que te puedan poner los mejores ejercicios para lograr ese abdomen de acero ¡antes de que lleguen las vacaciones!

2 comentarios sobre “Los abdominales también se hacen en la cocina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *