No es momento de detenerse

Uno de los principales motivos por los que decidimos realizar actividades físicas es mejorar nuestra calidad de vida en cuanto a la salud se refiere. Hacer ejercicio mínimo tres veces por semana fortalecerá tus huesos, permitirá que tus músculos se mantengan activos y tendrás un plus en tu salud general. Sin embargo, durante este proceso pueden surgir lesiones que limiten un poco tu entrenamiento, lo cual puede influir en la decisión de hacer una pausa y puede llevarte a una vida sedentaria rápidamente. Para evitar que esto suceda, lo mejor es continuar ejercitando otras partes de tu cuerpo, claro que esto depende por completo del tipo de lesión y la gravedad de la misma, así como de las recomendaciones de tu médico y entrenador quienes serán fundamentales para tu recuperación y podrán determinar qué partes y movimientos podrás ejecutar de la mejor forma, sin agravar la lesión. 

Una de las formas más comunes de trabajar cuando presentas una lesión es aislando las partes involucradas y cuidarlas de tal forma que siempre se encuentren protegidas al momento de ejercitarse. Siempre debes escuchar a tu cuerpo y debes comprender que cada uno es un mundo, por lo que lo que a ti te funcione, tal vez no sea útil para alguien más. 

Modifica tus rutinas de forma inteligente, no significa que tengas que hacer un alto total, por ejemplo, puedes estar lastimado de una parte del tren inferior, por lo que algunas cosas se te complicarán, sin embargo, podrías ejercitar el tren superior. Recuerda que es muy importante realizar esta planeación con tu especialista y tu entrenador, te sugerimos no tomar decisiones que puedan afectar la mejora de tu lesión. 

En Sportium contamos con elementos y clases que pueden contribuir en tu proceso de recuperación, si es que te encuentras saliendo de una lesión. Una de las herramientas más recomendables en este trayecto, es el uso del agua, por ejemplo en la alberca podrás realizar ejercicios que permitan tener un menor impacto en tus articulaciones y que provocarán mejores estímulos. 

Otra opción que podrías considerar es el segmento de las clases Wellness, clases dirigidas de bajo impacto que gracias a las actividades que tienen no te expondrán ya que el entrenamiento es de baja intensidad, sin embargo, consúltalo con tu especialista ya que algunas clases requieren de destreza y mayor complejidad. 

Así que planifica tu entrenamiento o recuperación que con Sportium pronto podrás estar al cien por ciento nuevamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *